Salsa holandesa

Una salsa clásica que se utiliza tanto para carnes como para pescados asados. Tiene muchas derivadas y va muy bien para glasear.
Receta para preparar Salsa holandesa
Ingredientes
  1. 500 gr de mantequilla
  2. 6 yemas de huevo
  3. 2 dl. de vino blanco (optativo)
  4. Zumo de limón
  5. Sal fina
  6. Pimienta blanca molida
Modo de preparación
  1. Para hacer la salsa holandesa lo primero es poner en un cazo la mantequilla a fundir, mientras tanto pondremos un cazo con agua, yo lo he puesto al número 4 en la inducción yo recomiendo que este a unos 50-60ºC, que no esté más caliente, que este tibia.
  2. Introduciremos el recipiente donde vamos a montarla, mientras la mantequilla funde pondremos las yemas de huevo en el recipiente y empezaremos a montarlas lentamente.
  3. Es muy importante en la holandesa la temperatura, y es muy importante también antes de poner la mantequilla fundida montar bien las yemas.
  4. A medida que las vamos montando y van cogiendo temperatura se blanquea.
  5. iremos vigilando la mantequilla que no se nos queme.
  6. Si se puede nosotros lo estamos haciendo de momento para que lo veáis, si se puede es interesante tener la mantequilla fundida, normalmente se suele decir clarificada, quiere decir, ponemos a fundir la mantequilla y una vez que esta fundida quitamos los restos que queda arriba y a la hora de echar la mantequilla a la holandesa tendremos cuidado de no coger también lo que queda dentro.
  7. Las yemas si os dais cuenta ya están esponjando, esto es buena señal.
  8. La verdadera holandesa cuando se hacía a principios de siglo no se clarificaba la mantequilla, se le iba echando a crudo, esto es un poco a gusto de cada uno.
  9. Ya tenemos las yemas esponjadas, tendremos cuidado con la temperatura para que no se nos cueza y luego con cuidado y poco a poco iremos añadiendo la mantequilla.
  10. Si viéramos que la holandesa brilla mucho es que tiene un exceso de grasa habría que añadirle unas gotas de agua.
  11. Si viéramos que tiene mucha fuerza apagamos el fuego y con el propio calor del agua seguimos haciendo.
  12. Es una salsa muy clásica dentro de la cocina, hoy en día se ha dejado de hacer por una de la materia grasa, son salsa pesadas llevan mucho huevos, mantequilla, no son para comer todos los días, pero son salsas muy agradables.
  13. Veis ya se nos están espesando, y ahora lo que tenemos que tener es cuidad no se nos cuaje, si vemos que tiene mucho calor, yo ahora veo que puede cuajarnos, la sacamos le echamos unas gotitas de agua y continuaremos haciéndola.
  14. Acabaremos de echar el resto de mantequilla y terminaremos de hacerla.
  15. Si viéramos, porque nos puede pasar, yo ahora la he retirado porque tiene un exceso de temperatura, si viéramos que esta fría lo haríamos al revés, pero si viéramos que en un momento dado que no está fría pero no nos espesa es posible nos falte calor.
  16. Ya está montadita y espesa, si la quisiéramos espesar más le pondríamos más mantequilla, o le damos más calor, en este caso mantequilla.
  17. Una vez que ya la tenemos le añadiríamos un poquito de sal fina, un poquito de pimienta blanca y unas gotitas de zumo de limón. Mezclaremos y es importante conservar esta salsa a unos 50-60ºC sino se nos cortará.
  18. Ya tenemos la holandesa, voy a poner un poquito para que veáis la textura, esto es una salsa holandesa.
Consejo
  1. Si quieres usar vino blanco, bátelo con junto con las yemas de huevo antes de empezar a añadir la mantequilla.
Importante
  1. Conservar en un baño maría flojo, ya que si no se corta
Canal Cándido TV http://candido.tv/

También te podría gustar...