Cómo limpiar puerros

 

Del puerro, aunque también se pueden comer las hojas, la parte más utilizada es la del bulbo, que al encontrarse bajo tierra acumula arena y suciedad que es necesario eliminar antes de proceder a elaborar nuestras recetas.

En este video os vamos a enseñar cómo se limpia un puerro, parece una perogrullada pero tiene su técnica. Es una técnica básica que lo que hace es asegurarnos que no nos vamos a encontrar ningún resto de tierra en el puerro.

Si os fijáis son capas de hojas que se van creando, esta parte quedaría toda la parte blanca que no ha recibido el sol queda bajo tierra y esta otra en la parte superior.

Al irse formando todas estas capas es muy fácil que haya ido cogiendo la tierra y se haya ido introduciendo. Entonces es necesario hacer una limpieza.

Por otra parte creo que resultan evidentes las dimensiones de este puerro, es un puerro de aquí de la zona de Segovia que una de las zonas más fértiles para la producción de puerros dado que tenemos una tierra muy muy suelta que permite que se formen estos ejemplares tan magníficos de puerro.

Lo primero que vamos a hacer es quitar la parte de la raíz, hay elaboraciones en las que se limpian bien todas estas pequeñas raíces y luego se cuecen a form de pasta, nosotros no lo vamos a hacer.

Nos venimos a la parte verde, vamos a quitar esto, es una parte del puerro que no resulta tan tierna pero la podríamos utilizar para hacer elaboraciones como podrían ser un caldo, una sopa, sin problema, simplemente limpiándolo bien.

Nosotros ya utilizaríamos todo esto no se si podéis ver que cae tierra, tiene muchos restos, Lo que vamos a venir es aquí donde ya el verde se torna blanco y vamos a hacer un corte longitudinal por un lado y por el otro formando como una cruz, nosotros lo vamos a hacer en un cuenco dado que no tenemos aquí un grifo, pero lo recomendable es hacerlo al grifo dada la presión que tiene el agua nos va a permitir que se vaya extrayendo con mayor facilidad toda esa tierra.

Vamos a verter aquí una buena cantidad de agua y lo que haríamos es introducir el puerro y este corte que hemos hecho lo que nos va a permitir es llegar a todas las hojas y extraer todos esos restos terrosos que contiene en su interior.

Aquí para mostrároslo lo estamos haciendo en un cuenco pero lo suyo es hacerlo al chorro de agua, pero bueno no obstante podéis ver como se ha ido cambiando el color.

Lo que vamos a hacer va a ser guardar un el puerro sobre la tabla y vamos a tirar esta agua y comenzaremos ya con el agua limpia para rematarlo, una vez cambiada el agua vamos a proseguir con ayuda de las manitas, bien limpias por supuesto, vamos a tratar de extraer los resto que pudiera tener, veis que la parte gruesa ha salido en la primera lavada pero aún queda algún resto.

La verdad es que este puerro estaba muy muy lleno de tierra, normalmente no traen tantísima.

Vamos a escurrir bien y fijaos, ya tendríamos el puerro totalmente limpio, y este sería el sistema de limpiar un puerro.

También te podría gustar...