Crujientes de cebolla

Con la cebolla cortada en juliana muy fina, ligeramente rebozada en harina de maíz, elaboramos estas tiras de cebolla crujientes perfectas como guarnición.
Receta para preparar Crujientes de cebolla
Ingredientes
  1. Cebolla en juliana muy fina
  2. Harina de maíz
  3. Sal
  4. Aceite para freír
Modo de preparación
  1. Para la elaboración de crujientes de cebolla vamos a necesitar: harina de maíz, también podemos utilizar harina de arroz, con harina de trigo los resultados no son tan óptimos y además tenemos el inconveniente de que todos los alérgicos al gluten no podrían consumirlo. Cebolla y aceite neutro, el aceite de oliva tiene un sabor demasiado potente y al final lo que pasaría es que enmascararía el sabor de la cebolla y no queremos eso.
  2. El fuego tiene que estar a un fuego medio a una temperatura de unos 180ºC, que no lo sobrepasen porque se nos quemaría.
  3. El proceso es muy sencillo, tenemos partida la cebolla en una juliana muy fina y de manera homogénea, es decir, todos estos aros de cebolla, estas tiras de cebolla tienen el mismo espesor.
  4. Es muy importante tener en cuenta esto porque de otra manera si tuviéramos unas más gordas y otras más finas las más finas se nos dorarían en exceso y las más gordas no llegarían al punto de dorado que nosotros buscamos.
  5. Vamos a espolvorear esta harina por encima y con la ayuda de la cuchara vamos a moverla para que la coja de forma uniforme.
  6. Lo que estamos haciendo al incorporar la harina aquí es que recoja parte de la humedad que tiene la cebolla y luego nos ayude también a que quede más suelta y más crujiente.
  7. Una vez tenemos la cebolla con la harina de maíz repartida y el fuego esta ya a una temperatura buena vamos a ir poniendo la cebolla, es importante que no hechos así la cebolla de golpe que lo vayamos echando de poco en poco, no de tira en tira pero si de poco en poco para que no se nos peguen unas a otras esto es importante tenerlo en cuenta antes de hacerlo. Vamos con ello.
  8. Vamos a ir moviendo vais viendo todas esas burbujas que van saliendo a la superficie son producidas por el agua que tiene la cebolla que al contacto con todo el calor que desprende el aceite va evaporando y va saliendo por ahí arriba.
  9. Llegará un punto cuando ya no salgan esas burbujas porque se haya evaporado la mayor parte del agua y será ahí cuando tengamos que tener mayor cuidado para que el dorado sea homogéneo.
  10. Entonces ahora simplemente ir controlando aquí que no se pequen unas con otras y que el dorado sea uniforme.
  11. Esta técnica de crujiente de cebolla la podríamos utilizar también para la chalota para la cebolleta francesa y va muy bien para ensaladas, para dar texturas a un arroz pilaf.
  12. Vosotros ponéis los límites a las aplicaciones gastronómicas de los platos que estamos haciendo aquí.
  13. Es muy importante tener paciencia, si yo ahora mismo dejase de mover se nos formaría un pegote y nos doraría por abajo, por arriba no doraría y no sería un resultado espectacular sería una cebolla frita sin más que una vez salga del fuego quedaría blanda y sin esa textura que estamos buscando, ya va empezando a coger color, no sé si podéis verlo.
  14. Es importante estar preparado para retirarlo en el momento justo, tenemos que tener en cuenta que aunque lo retiremos el dorado se va a seguir acentuando fuera del fuego durante cierto tiempo debido al calor que acumula dentro, por eso dejarlo un punto siempre por debajo del dorado que estamos buscando.
  15. Ya la textura yo la noto que es totalmente crujiente, veis que ya no hecha tanta burbuja como al principio, eso es porque el agua ya ha evaporado.
  16. Vamos a dejar en este papel absorbente que recoja todo el exceso de grasa que tiene y que atempere y luego os mostraremos en otro plato la textura que tiene.
  17. Ha transcurrido unos dos minutos, ha recogido el exceso de grasa y sobre todo ha atemperado y podemos ver la textura, vamos a presentar en esta pizarra, fijaros las aplicaciones que tiene esto, para dar volumen a un plato para darle textura.
  18. Podemos salarlo o no yo particularmente lo prefiero sin salar porque ya el sabor que tiene la cebolla me parece óptimo y fijaos la textura completamente crujiente.
  19. Esto sería la forma de hacer crujientes de cebolla.
Canal Cándido TV https://candido.tv/

También te podría gustar...