Distinguir piñas maduras

 

Una piña que no está suficientemente madura nos puede estropear el postre, o arruinarnos la receta mejor elaborada. Fíjate en estos detalles para evitar sorpresas.

Muchas veces a la hora de comprar piñas llegamos compramos una la abrimos y vemos que no está madura.

Hay una serie de factores que son importantes identificar para hacer una compra optima y que cuando abramos la piña este en el grado de maduración mas idoneo.

Uno de esos factores es color, si os fijáis las piñas generalmente vienen en un color verde y va tendiendo hacia un amarillo dorado que su punto de maduración.

Si os fijáis esta piña por este lado está más verde, esto ya es indicativo de que la maduración va más lenta que en este otro fruto.

Otros de los factures a tener muy en cuenta es el olor. Las piñas que ya van estando maduras si nosotros las levantamos y nos las acercamos a la nariz, al olfato seremos capaces de distinguir un olor dulce, eso sería también sintomático de que el fruto está en un estado de maduración óptimo.

Y luego el siguiente factor que es el factor más determinante es el tacto, si nosotros venimos a la base del fruto y presionamos ligeramente con los dedos y estos dedos son capaces de entrar en el fruto, es decir, el fruto al ejercer la presión cede esto quiere decir que el fruto está madura.

Sin embargo si nosotros al apretar vemos que el fruto ofrece mucha mas resistencia es que el fruto todavía no está en un estado de maduración ideal.

Y ya la prueba de fuego que la abres visto muchas veces es tratar de, veis estas hojas de la parte de arriba si somos capaces de levantar la fruta como en este caso eso es indicativo de que el fruto no está bien madura.

Vamos a venir a esta otra veis, y ya es mucho más complicado el levantarla, porque nos cede.

Y estos son los factores a tener en cuenta a la hora de elegir una piña madura.

También te podría gustar...