Patatas hasselback

Una receta creada en el restaurante sueco Hasselbacken, supone una forma diferente y muy sabrosa de preparar unas patatas asadas.
Receta para preparar Patatas hasselback
Ingredientes
  1. 4 patatas medianas
  2. Sal
  3. Pimienta blanca molida
  4. Mantequilla derretida
  5. 80 gr. de mantequilla en pomada
  6. Una cucharada de ralladura de limón
  7. Una cucharada de ralladura de ajo
  8. Una cucharada de perejil picado
  9. Una puntita de guindilla picada
Modo de preparación
  1. Para hacer unas patatas hasselback vamos a necesitar patatas, mantequilla liquida, mantequilla pomada, sal, pimienta blanca, guindilla, ralladura de limón, ajo rayado o machado y perejil picado.
  2. Nosotros estamos utilizando una patata mediana, pero podéis utilizar una patata más pequeña o una patata nueva, lo único que va a cambiar es el tiempo de cocción.
  3. El proceso es muy sencillo, nosotros vamos a hacer la patata hasselback porque está muy en boga y nos las han pedido.
  4. Se caracteriza por estos pequeños cortes que no llegan nunca al final, ocupa unas tres cuartas partes, entonces esto produce que se haga como una especie de patata chips al horno y por dentro quede bien tierna. Entonces tenemos un contraste de textura en la patata y bueno es muy indicado sobretodo en acompañamiento de carnes y de pescados.
  5. La única dificultad que tiene es a la hora del corte hay que andarse fino para no partirla por la mitad porque se nos debataria la receta.
  6. Existen muchas formas de hacerlo, una seria coger un objeto cóncavo la pondríamos, por ejemplo una cuchara, e haríamos cortando al borde de la cuchara que esta haría de tope con el cuchillo y no nos permitiría que este cortara la patata entera.
  7. Nosotros vamos a utilizar otro truco que es muy sencillo, con la ayuda de una brocheta o de un palillo lo que hacemos es introducirle, más o menos hacia el final pero sin llegar abajo del todo y esto es lo que va a hacer de tope de la patata. Ya lo tenemos.
  8. Y ahora vamos a hacer el corte que sería como el canto de una moneda 2 o 3 milímetros, depende un poco de lo que estemos buscando.
  9. Vamos haciendo el corte y el cuchillo corta con el palillo y esto hace que no partamos la patata. Simplemente vamos cortando.
  10. Ya la tendríamos, ahora con ayuda de una bandeja de horno a la que hemos puesto papel sulfurado para evitar que se nos pegue vamos a ir depositando las patatas, a las que previamente vamos a sal pimentar el interior de la patata y con la mantequilla que tenemos derretida vamos a pintar la patata para que poco a poco esta mantequilla ira introduciéndose por las rajas que hemos hecho. Esto nos va a servir de conductor del calor y va a procurar que se hagan por dentro con mayor facilidad.
  11. Las patatas hasselback vienen de un restaurante en Estocolmo llamado Restaurante Hasselback que es el que las ha dado fama mundial.
  12. Con esto nos vamos a ir al horno, con este tamaño que tiene la patata vamos a necesitar entre uno 25 a 30 minutos a unos 180ºC de todas maneras iremos vigilando la cocción cuando estén bien tiernas las sacaremos y le pondremos la mezcla que vamos a hacer ahora con la mantequilla pomada y las daremos un golpe fuerte a unos 220ºC durante 5 minutos para tenerlas ya en el punto que necesita.
  13. Ahora vamos a hacer la mantequilla a la que vamos a unir luego la patata para darle el último golpe.
  14. Nosotros vamos a hacer la receta tradicional que surgió del Restaurante Hasselback, veréis que hay un montón de variedades vosotros mismo podéis hacer la que más os interese, podéis poner lascas de jamón aprovechando esas rajas, podéis poner pimentón, podéis sustituir estos ingrediente por aquellos que estén más acordes con los platos con los que los vayáis a presentar o a vuestros gustos.
  15. Nosotros vamos a poner un trozo de mantequilla en pomada, es decir, completamente blanda podremos trabajar fácilmente y en ella vamos a añadir, el ajo, perejil y la ralladura del limón, (solo de la parte amarilla), y la guindilla picada, vamos a cortar simplemente un trocito y con la ayuda del cuchillo lo vamos a picar finamente, si coge alguna semilla mejor porque le va a dar más sabor. Evidentemente si queréis saltaros este paso podéis echarle tabasco, o esencia de guindilla, cualquier cosa que tengáis a mano.
  16. Con esta cantidad seria más que suficiente.
  17. Vamos a ir trabajando esta mezcla para que quede homogénea y luego se reparta fácilmente en la patata.
  18. Podéis ver nuestro apartado de mantequillas compuestas y cualquiera de esas mantequillas las podríais añadir a la patata hasselback sin problema, vamos a añadir un poco de sal y un poquito de pimienta.
  19. Ya tenemos la mantequilla y ahora simplemente vamos a esperar que acabe el asado de la patata para ponérselo y darle el último golpe en el horno.
  20. Venimos del horno y el punto lo marca la parte exterior que está un poquito dorado y eso es sintomático de que la tendríamos hecha, no obstante es conveniente también cercioraros de que el centro también está hecho ya que le cuesta un poco más al no tener esas aperturas.
  21. Ahora lo que vamos a hacer con ayuda de una cucharitas ir introduciendo la mantequilla en las aberturas que hemos realizado, no tienen por qué ir todas las aperturas con la mantequilla.
  22. Esto es lo que le va a conferir esas características de la patata hasselback.
  23. Es muy sencillo como podéis ver pero el resultado es novedoso y atractivo. Con esto vais a quedar bien porque sorprende mucho.
  24. Ahora simplemente nos vamos a ir al horno a unos 200ºC % minutos.
  25. Venimos del horno y las voy a presentar aquí. Para que las podáis ver, como os decía pueden constituir una guarnición espectacular y sobre todo sabrosa muy buena para carnes y pescados.
  26. Y estas serían nuestras patatas hasselback.
Canal Cándido TV https://candido.tv/

También te podría gustar...