Patatas a la importancia

Importante y popular receta en la que las patatas toman una nueva dimensión. Fácil y nutritiva. Buena como guarnición, excelente como primer plato.
Receta para preparar Patatas a la importancia
Ingredientes
  1. 1 kg de Patatas
  2. Harina
  3. 3 Huevos
  4. 1 cebolla
  5. 1 diente de ajo
  6. 0,5 gr. de azafrán
  7. Aceite de oliva
  8. 500 ml. de caldo blanco de ave
  9. Dos cucharas de perejil picado
  10. 50 ml. de vino blanco
Modo de preparación
  1. Para hacer patatas a la importancia los ingredientes son: patatas en este caso es una patata nueva de temporada, azafrán, siempre es importante pero si no os lo podéis permitir, simplemente un colorante alimentario que venden. Perejil, vino blanco, dos dientes de ajo laminado, una cebolla partida a la mirepoix bastante pequeña, harina, sal, pimienta, aceite, caldo blanco, este es un caldo de ave pero lo podríais sustituir por agua o simplemente agua y añadir algún tipo de pastilla starlux y huevo
  2. El proceso es muy fácil, simplemente vamos a ir partiendo las patata y pasándolas por la harina huevo y la iremos friendo y reservando. Lo primero que vamos a hacer es ir cortando la patata con un grosos de centímetro, centímetro y medio, no tienen que quedar muy delgadas ni tampoco excesivamente gruesas. Vamos partiendo y vamos sacando este grosor. Si queréis prescindir del culo podéis prescindir o simplemente cortarlo.
  3. Ahora le vamos a poner la sal y la pimienta esto a gustos, también es importante poner un poco de sal en el huevo batido ya que va a formar una película entorno a la patata y tiene que quedar sabrosa.
  4. Vamos a pasar por la harina. Vamos a ir dando fuego al aceite donde las vamos a freír. Veis que es una receta muy sencilla y sin embargo da unos resultados espectaculares para tratarse solo de patata y cebolla.
  5. Quitamos el exceso de harina, vamos a ir introduciendo la patata dentro del huevo que coja bien se empape de forma íntegra toda la patata y vamos a esperar simplemente a que el aceite coja la temperatura adecuada para poderlas freír.
  6. Una vez el aceite ha cogido la temperatura idónea para freírla simplemente vamos a ir escurriendo el exceso de huevo y las vamos a ir poniendo dentro del aceite.
  7. Nosotros lo que estamos buscando ahora no es que se haga la patata, ya que el grosor que tiene no nos lo va a permitir, simplemente que tome color toda la capa de huevo que hemos dado y con eso nos bastaría, le vamos dando vuelta para que Eldorado sea uniforme ya que siempre dora más por debajo que por arriba. Cuando alcance el punto las vamos a pasar a esta olla donde ya teníamos puestas estas otras que habíamos reservado previamente.
  8. Vamos a pagar el fuego y vamos a escurrir todo el aceite que podamos y las vamos a ir poniendo junto con el resto.
  9. Vamos a ir con la salsa en la que vamos a incorporar estas patatas. Pondremos un chorro de aceite, la cebolla y le damos una puntita de sal para que poche antes y simplemente vamos a esperar a que vayan pochándose y adquiera una tonalidad traslucida que ya será sintomático de que la tendremos hecha, en ese momento vamos a incorporar el ajo, un poco de sal sobre este y vamos también a pocharles un poco, no es necesario que quede frito ni bien hecho, porque luego va a cocer y se va a quedar tierno. Simplemente que vaya cogiendo el aroma del ajo el aceite y la propia cebolla pero que no se nos queme.
  10. Vamos a poner ya las hebras de azafrán esto le va a dar un sabor muy bueno y un color amarillo característico de la patata a la importancia.
  11. Siempre es más interesante utilizar el azafrán que utilizar el colorante.
  12. Y vais viendo la tonalidad que le está trasmitiendo que luego va a quedar patente en la salsa. Siempre es bueno también si tenemos la posibilidad de tostar el azafrán o de freírlo como estamos haciendo en este caso es muy mejor porque de ese modo vamos a sacar más su presencia y a potenciar el color amarillo que va a dar al guiso. Ya podéis ir viendo el color que está cogiendo.
  13. Vamos a poner el perejil, bastante perejil picado le vamos a dar muchas vueltas y a continuación para que no se nos queme vamos a añadir el vino blanco. Hay quien antes del vino blanco le pone un poco de harína para ligar más la salsa pero no es necesario, ya tiene harina la patata y la propia fécula de la patata va a hacer que la salsa coja cuerpo. Lo que sí que es importante es reducir el vino blanco casi a seco, en este caso ya lo hemos hecho porque era poca cantidad porque de lo contrario nos daría una acidez que persistiría luego al final del planto.
  14. Una vez tenemos el vino evaporado vamos a poner el caldo blanco, podríais poner perfectamente agua, vamos a esperar que levante el hervor de nuevo y simplemente lo que vamos a hacer es depositarlo encima de la patata que tenemos ya rebozada y dejarlo cocer aproximadamente 20 minutos para que la patata quede bien tierna.
  15. Bueno una vez ha levantado el hervor, simplemente vamos a cambiar, vamos a poner aquí la patata y sobre la patata vamos a poner el contenido que hemos elaborado previamente.
  16. Si vieseis que no os cubre totalmente la patata pues simplemente lo que podríais hacer es añadir más agua y lo tendríamos.
  17. A empezado a hervir de nuevo, simplemente vamos a bajar el fuego y dejar que cueza durante 20 minutos lo tendremos hecho.
  18. Ya ha estado 20 minutos y vamos a pasar a emnplatar. Estas patatas son perfectas como guarnición de un pescado o una carne pero también como un primer plato.
  19. Conviene dejarlo reposar para que la salsa vaya ligando.
  20. Esto sería nuestras patatas a la importancia.
Canal Cándido TV https://candido.tv/

También te podría gustar...