Patatas paja

Una guarnición perfecta para infinidad de platos, o para tomar solas en plan picoteo. ¡Es muy fácil, anímate y ponte manos a la obra!
Receta para preparar Patatas paja
Ingredientes
  1. Patatas
  2. Agua
  3. Sal
  4. Aceite a 190º
Modo de preparación
  1. Para hacer patatas paja o cerilla, tenemos patata veja que como ya sabéis tiene menos agua pero más fécula, y luego hay la patata nueva que es la blanca, pero en este caso queda mejor la patata vieja.
  2. Cogemos una mandolina y cogemos el mismo corte de la patata rejilla o la patata ondulada pero lo que haremos es que no nos salgan unidas, que salgan sueltas, hacer bastones. Cogemos una, es importante que no sea muy pequeña porque si no quedaran muy cortas, hacemos una prueba a ver qué tal salen OK vamos a darle un pelín más, es importante que sean todas del mismo grosor.
  3. Es muy importante antes de freír quitarle la fécula, ¿Cómo conseguimos quitarle la fécula a la patata? Hay dos maneras o las ponemos con agua y las dejamos reposar doce horas en la nevera para que pierda la fécula o le ponemos agua y hielo y lo que hace es acelerar el proceso, ahora las vamos a dejar 6 horas miraremos si ya han soltado toda la fécula y os enseñaremos como freírlas y obtener un buen resultado.
  4. Una vez transcurridas las seis horas o toda la noche como os hemos explicado hemos sacada las patatas del agua y la hemos escurrido bien.
  5. A continuación hemos puesto aceite de oliva a calentar a 190ºC si tenéis dudas verificamos y a continuación echamos las patatas, pensar que es una patata que se hace muy rápido, cuidado, y si echamos muchas a la vez corremos el riesgo al ser tan pequeñas y tener tanta humedad que se nos desborden. Así que andaremos con tiento.
  6. Al igual que hemos hecho con otras vamos a menearlas con cuidado. Si no le quitáramos la fécula en un momento dado esta patata también freiría. ¿Cuál sería el problema? Que se quedarían todas juntas, no quedarían sueltas.
  7. Vamos a hacer de dos veces, vamos a escurrirla bien, esta patata tenéis que tener cuidado porque al ser hilos es muy fácil que se nos quede alguna en la cazuela y si vamos a hacer de varias veces se nos quemen, se nos mezclen con las que no lo están y preparemos una picia.
  8. Pararemos el fuego para que no siga el aceite calentándose y lo descompongamos y lo podamos tener para otras veces. Cuando lo tengamos bien frio lo que haremos es colarlo y reservarlo para otras veces.
  9. Acordaros siempre de lo que hemos dicho, importante con todos lo fritos salarlos en caliente, sino luego no nos coge la sal.
  10. Vamos presentarlas en un plato y veréis el resultado final.
  11. Así se hacen las patatas paja o las patatas cerilla.
Canal Cándido TV https://candido.tv/

También te podría gustar...