Patatas rejilla

Una forma diferente y vistosa de presentar unas patatas chips. Además son facilísimas de hacer.
Receta para preparar Patatas rejilla
Ingredientes
  1. Patatas
  2. Agua
  3. Aceite a 190º
  4. Sal
Modo de preparación
  1. Para hacer patatas rejilla aquí tenemos las patata peladas, patatas viejas, como ya hemos dicho en otros videos tiene menos proporción de agua y más de fécula pero fríe mucho mejor, la patata blanca que es la nueva para freír no va muy bien.
  2. ¿Cómo se hacen las patatas rejilla? Cogemos una mandolina, para aquellos que no sepáis que es una mandolina, veréis que tenemos un corte que es para hacer la patata ondulada. En los supermercados podéis comprar una mandolina china que son más baratas y tienen también este tipo de corte.
  3. Lo importante es conocer la técnica para realizar el corte. Sin mover la mano vamos a bajar hasta que saquemos una patata de una lámina entera ondulada.
  4. Técnica giramos un cuarto la mano y bajamos, bajamos otra vez recto y bajamos. Subo giro y bajo. Acordaros giro, giro, giro, giro. Y luego al igual que hemos con otras es importante quitarles toda la fécula para quitarle toda la fécula, las metemos en agua y hielo para adelantar el proceso en unas 6 horas las tendremos y si no dejarlas toda la noche con agua en la nevera para que suelten toda su fécula y esta es la técnica para hacer las patatas rejilla.
  5. Luego os enseñaremos una vez que hayan perdido la fécula como obtener un buen resultado al freírlas.
  6. Una vez transcurridas 6 horas o que hayan pasado una noche las patatas rejilla las escurrimos las secamos bien y a continuación lo que hacemos es poner el aceite a calentar a 190ºC en este caso hemos utilizado aceite de oliva virgen, en casa podéis utilizar mitad girasol y mitad virgen, lo que vosotros veáis.
  7. El aceite si lo cuidáis bien, pensar que el aceite de girasol o el aceite de semilla se descompone a 180ºC el aceite de oliva virgen al tener una cadena más larga se descompone a 220ºC y a 220ºC para freír nunca vamos a subir con lo cual un aceite de oliva virgen para freír si lo cuidamos nos va a durar mucho.
  8. Comprobáis si tenéis dudas, veis, y ahora lo que hacemos es añadir las patatas rejilla, y ahora con un poco de paciencia vamos a ir moviéndolas para que no se nos pegue y nos doren de forma uniforme. Moverlas siempre con delicadeza, sino corréis el riesgo de que se nos rompan. Ahora ya dependen de como os gusten si las quieres más o menos doradas.
  9. Tenemos preparada una bandeja con papel secando, es importante quitarle el exceso de grasa.
  10. Lo suyo es que sean finas si por lo que sea os quedan más gordas de lo normal poner el aceite más flojo y tenerla un poco más de tiempo y os quedaran bien crujientes.
  11. Como ya hemos dicho en otras ocasiones poner la sal en caliente porque de lo contrario no la cogerán.
  12. Y una vez que las tengamos bien escurridas las presentamos.
  13. En principio tendríamos unas patatas rejilla
Canal Cándido TV https://candido.tv/

También te podría gustar...