Salsa carbonara

Una salsa típica de Italia que va especialmente bien para la pasta larga: espaguetis, tallarines,...
Receta para preparar Salsa carbonara
Ingredientes
  1. •1/2 cebolla
  2. •100 gr. de panceta o bacon
  3. •150 ml. de nata
  4. •80 gr. de queso parmesano rallado
  5. •Aceite de oliva virgen o neutro
  6. •Vino blanco
  7. •Orégano seco
  8. •Sal
  9. •Pimienta blanca
  10. •4 Yemas de huevo
  11. •Nuez moscada (opcional)
Modo de preparación
  1. Para hacer la salsa carbonara los ingredientes, aceite de oliva virgen, aceite neutro, nata vino blanco, una yema de huevo, queso rallado beicon en juliana gorda (al gusto), cebolla picada, sal fina , pimienta blanca y orégano.
  2. Pondremos una cazuela al fuego y añadiremos aceite de oliva virgen, a aquellos que el aceite de oliva les parezca muy fuerte añadirán mitad oliva y mitad neutro o un poquito de oliva y un poquito de mantequilla. Yo lo voy a hacer con aceite de oliva virgen.
  3. Pondremos a calentar y a continuación sin que este muy fuerte pondremos la cebolla picada y el beicon, normalmente el doble de beicon que de cebolla, le añadiremos un poquito de sal y pimienta blanca poco y luego rectificaremos al final. Es importante que no coja color, lo dejamos un par de minutos para que vaya pochando una vez que tenemos la cebolla y el beicon pochado le añadiremos el vino blanco, cuidado a la hora de cocinar con vino blanco al contrario que el tinto es mucho más ácido a la hora de cocinar, cuando hagamos una reducción con el vino blanco es importante que haga una reducción prácticamente a seco.
  4. Si tenéis dudas porque alguno pensará bueno si no me reduce mucho y me queda acido le añado azúcar y ya está. Cuidado, aunque le añadamos azúcar si no reducimos bien el vino blanco nos va a dar un gusto extraño a la salsa por mucho azúcar que le echemos para quitar la acidez.
  5. Veis prácticamente esta desapareciendo, el jugo que se había quedado en el fondo del beicon ha desaparecido y se ha mezclado con el vino blanco. ¿Si tenéis dudas? La mejor manera es acercar la nariz y oler, si todavía tiene olor a vino es que aún le falta.
  6. Ahora le vamos a añadir el orégano para que vaya sudando un poquito y suelte más olor.
  7. Ahora prácticamente ya no hay vino blanco y a continuación le añadimos la nata para que vaya reduciendo poquito a poco. Pensar que si la nata la reducimos muy rápido lo que nos va a pasar es que se va a cortar.
  8. Hay dos formas de que se corte la nata: una porque hierva muy rápido y otra porque la reduzcamos demasiado y llegue un punto que la reduzcamos demasiado y la grasa se corta.
  9. Ahora cuando la salsa la tenemos hay varias forma de terminarlas, según está la podríamos añadir un poquito de nuez moscada y si tenemos una tagliatelle o unos macarrones acabar de trabajar todo junto y si os dais cuenta la salsa está espesita y nos quedaría una buena salsa.
  10. Si hacemos más cantidad o en momento dado nos queda ligera y ya tiene sabor y no queremos reducirla más lo que haríamos seria añadirle un poquito de queso para acabar de ligarla y en todo caso si quedara una yema de huevo, cuidado con la yema si le echamos y no lo movemos rápido lo que ocurrida es que nos quedará una lema rota y no mezclada.
  11. Yo lo que he es juntarlo todo a un lado y mezclarla rápidamente. Con la cantidad que hemos utilizado normalmente no haría falta añadirle yema. Si os queda un poco expesa yo os recomiendo que le añadáis agua. Ahora vamos a mezclar y vamos a optener una salsa cabonara.
  12. Y lo mismo ahora introduciríamos la pasta acabamos de trabajar rápidamente, justo que la pasta este caliente y tendríamos una salsa carbonara.
  13. Yo la voy a emplatar para que veais como queda.
  14. Hoy en día en el mercado encontramos pasta muy curiosas y podemos obtener resultado muy buenos pero lo importante es que la salsa este bien hecha
Canal Cándido TV https://candido.tv/

También te podría gustar...