Torrijas

Una de las recetas más representativas de la Semana Santa española, las torrijas son una típica receta de aprovechamiento del pan del día anterior.
Receta para preparar Torrijas
Ingredientes
  1. 1/2 Litro de leche
  2. Un palo de canela
  3. 80 gr. de azúcar
  4. Huevo batido
  5. Aceite para freir
  6. Pan asentado
Modo de preparación
  1. Para la elaboración de las torrijas necesitaremos: pan, leche, azúcar, canela. Y en el siguiente paso vamos a necesitar huevo para rebozar y azúcar mezclado con canela y aceite para freír.
  2. El primer paso es dar fuego a nuestra cazuelita y vamos a echar la leche junto con el azúcar y la rama de canela, la leche en este caso es una leche semidesnatada, le podríamos poner perfectamente una leche entera o si estáis preocupados por la dieta, una leche desnatada, también podéis probar en casa con leche de soja. ¡Porque no!
  3. El pan, en este caso nosotros tenemos una pan asentado, es decir, un pan del día anterior está bastante duro pero todavía se puede partir y no se nos va a romper a pedazos.
  4. La receta de las torrijas es una receta de aprovechamiento del pan del día anterior. Veréis que en Semana Santa venden unos panes específicos para hacer torrijas, unos panes que no tiene apenas corteza y que son panes de barra, se suelen partir biselados y vienen muy bien para las torrijas.
  5. Yo creo que en nuestro caso por lo menos que lo suyo es utilizar el pan que tenemos más a mano, el pan que no hemos utilizado el día anterior y así darle un uso.
  6. Nosotros lo primero que vamos a hacer es sacar unas tiras de pan, veis el pan esta duro pero no está quebradizo, se puede partir.
  7. Vamos a sacar unas lonchas de pan y siempre cuando vayáis a cortar pan utilizar un cuchillo de sierra, a la hora de partir pan y de partir chocolate. Es una forma de desafilar el cuchillo, si utilizamos un cuchillo liso es muy muy fácil desafilar el cuchillo. En eso los cocineros somos muy maniáticos.
  8. Vamos a sacar unas lonchas de pan de unos dos dedos o dedo y medio de grosor, depende del dedo del cocinero en este caso van a ser unas lonchas bastante largas porque dependemos de la forma del pan.
  9. Vamos a hacer dos, si veis que van muy largas las podéis partir por la mitad sin ningún tipo de problema, de echo nosotros vamos a hacer eso. Tenemos ya estas dos lonchas y las vamos a partir a la mitad.
  10. Una vez que la leche pegue un hervor, lo que haremos será enfriarla porque si hidratásemos el pan con la leche caliente corremos el riesgo de que se nos rompiese o se nos desmigase, entonces es mucho mejor que la leche sin estar fría sí que esta templado.
  11. Es importante que pegue el hervor para que se mezcle bien el aroma de la canela y se disuelva todo el azúcar que hemos incorporado, le podríamos haber puesto también si quisiésemos ralladura de algún cítrico e incluso la piel de un cítrico incluso vainilla, lo que nosotros queramos.
  12. Ya empieza a subir la leche y antes de que se nos salga la vamos a apagar y la dejaremos enfriar por espacio de cuarenta minutos, no tenemos aquí mucha leche por lo cual no nos va a llevar mucho.
  13. Ya tenemos aquí la leche enfriada y la hemos depositado en este cuenco lo que vamos a hacer es hidratar el pan dentro de la leche, vamos a poner aquí, hay que tener cuidado de que no moje en exceso, es decir, que moje lo suficiente para que luego no encontremos ninguna parte seca pero tampoco en exceso porte a la hora de freír se nos puede destrozar.
  14. Una vez lo tenemos aquí y si tenemos las manos bien limpias, como es el caso, las utilizamos, damos la vuelta a los trozos de pan y veremos como poco a poco van esponjando con la mezcla de leche, azúcar y canela, las dejamos un ratito que vayan cogiendo.
  15. Por otro lado hemos puesto el aceite a freír, es interesante que este caliente pero tampoco en exceso, si está muy caliente lo que va a pasar es que se no va a quemar por fuera y nos va a coger colores y sabores raros.
  16. Bueno vamos a darle otra vuelta, yo ya noto que la miga está totalmente hidratada y que lo único que ofrece resistencia es la corteza, pero eso a su vez nos va a salvaguardar que nos quede entera.
  17. Bueno una vez tenemos la leche dentro vamos a pasarlo por huevo y vamos a proceder a freírlo. No hay que poner huevo en exceso simplemente que nos cubra por todos los lados y que nos de ese color dorado que es lo que buscamos.
  18. Si lo dejásemos mucho tiempo en el huevo ¿Qué es lo que pasaría? Pues que penetraría igual que hace la leche dentro y ya no serían las torrijas que nosotros deseamos obtener.
  19. Vamos a ir dejándolas que vayan a cogiendo este color dorado que es el que buscamos y una vez estén hechas las vamos a pasar a una bandeja con papel absorbente para recoger el exceso de grasa y luego las presentaremos.
  20. Vamos a hacer que pierdan el exceso de grasa, veis aquí que tienen del huevo han quedo todos estos flecos los vamos a retirar con ayuda de las manos, simplemente que ellas solas vayan soltando toda la grasa sobrante.
  21. Ahora vamos a hacer una mezcla de cuatro partes de azúcar y una de canela, las vamos a rebosar en caliente para que coja bien la canela y el azúcar. Si no os gusta la canela u os parece exceso simplemente la reduciríais la canela o la quitáis directamente.
  22. Esta seria nuestras torrijas tradicionales de Semana Santa.
Canal Cándido TV https://candido.tv/

También te podría gustar...